Una vez más, la Biblioteca Pública del Zulia “María Calcaño” se convirtió en puente de saberes para usuarios y visitantes asiduos, que el pasado 23 de enero convergieron en el Pasillo Central de este recinto, en una jornada que permitió emprender un viaje al pasado, a fin de encontrar sentido de pertenencia mediante la disertación y el rescate de la memoria oral y escrita, en aras de crear identidad. En esta oportunidad, el argumento fue el conversatorio denominado “Huella histórica, periodística y grafica de ‘El Fonógrafo’”, evento realizado como parte de las actividades desarrolladas en el marco de la “Semana de la Zulianidad”.
Alicia Pineda, docente universitaria y autora del libro `Cien años de Periodismo en el Zulia´, llevó la voz cantante en este encuentro y compartió además tribuna con Marylyly Matheus, jefa de la Oficina de Atención al Ciudadano de esta Casa de Letras; Yolanda Delgado, presidenta de la “María Calcaño” destacó en su discurso de inicio, la importancia de la efeméride como justificación en el análisis del proyecto emancipador, “ya que esta fecha recuerda la incorporación de Maracaibo a la causa republicana de Colombia, evento que permite hoy entender todos los aspectos del fenómeno de la zulianidad, más allá de su historia”. Aseveró Delgado.
Una festividad trascendental
En efecto, todos los años, en el marco de la ´Semana de la Zulianidad´, se recuerda la declaración de independencia de la provincia de Maracaibo como primer acto de decisión política, tomada de forma autónoma por el pueblo del Zulia, hecho ocurrido un 28 de enero de 1821. Este acontecimiento ha sido celebrado masivamente por los marabinos, resaltado por la manifestación de júbilo de `El Correo Nacional´, el primer periódico impreso de Venezuela, el cual dio seguimiento fiel a los últimos actos de la emancipación.
“Maracaibo fue una de las últimas provincias venezolanas en incorporarse a esta causa y las muchas manifestaciones de celebración que hubo en la ciudad por este suceso, dieron origen a esta efeméride. La conmemoración nos permite una reafirmación del ser histórico, ahí su importancia, porque ubica los hechos en los contextos, cosa que se ha venido dejando de lado por el fenómeno de la globalización que ha dado mayor preeminencia a la economía, abandonado así los ideales de libertad, de igualdad y de fraternidad, que fueron los principios de la Revolución Francesa”. Expresó Pineda, durante su intervención.
Para esta investigadora, ubicar los hechos en los contextos político, social, económico, ideológicos y tecnológicos, es una tarea que le corresponde al periodismo, ya que esta profesión tiene una gran vinculación con lo que se denomina el desarrollo de los contextos, “porque éstos explican los porqués de los fenómenos, de la historia, a fin de promover la identidad como una manera de recordar lo que somos, lo que fuimos en el pasado y cómo podemos proyectarnos hacia el futuro”. Agregó Pineda.
Precursor e innovador
“El Fonógrafo” comenzó sus operaciones un 1 de mayo de 1879, durante el segundo gobierno de Antonio Guzmán Blanco, periodo al que denominaron “El Quinquenio”. Es recordado como un periódico de avanzada gracias a su editor, el periodista marabino Eduardo López Rivas, quien nació en la `Tierra del Sol Amada´ el 10 de septiembre de 1950 y cuyo espíritu de búsqueda convirtió a este medio impreso en el mejor periódico de su época.
Entre las primeras innovaciones tecnológicas que López Rivas incorporó al periódico están la implementación de rotativas y de linotipos, elementos que causaron un importante impacto tecnológico que, luego de la publicación de la revista •”El Zulia Ilustrado”, le mereció el estatus de vanguardista ya que estas técnicas especializadas fueron conocidas y aplicadas primeramente en “El Fonógrafo”•, antes que en otros periódicos del país.
Rasgos y anécdotas
Por su parte, Marylyly Matheus, hizo un recorrido por la historia de “El Fonógrafo” y su desarrollo periodístico desde su fundación. “Hay que decir inicialmente que “El Fonógrafo” marcó un antes y un después del periodismo en el Zulia y en Venezuela… Una particularidad resaltante de este periódico fue la lucha por la defensa de los derechos humanos como parte de su política; su editor y fundador, Eduardo López Rivas, no era partidista, su visión como periodista y que luego le dio carácter a ´El Fonógrafo´, se orientó exclusivamente hacia los acontecimientos fundamentales de la nación y cómo contarlos, rasgo que le costó la privativa de libertad de forma momentánea, a raíz de la publicación de un editorial en el cual interpelaba al gobierno nacional, respecto del destino incierto del erario público”. Comentó Matheus.
Imprenta a vapor
En sus inicios publicó en formato tabloide y tuvo una circulación bisemanal, para luego publicar diariamente. Cambia después a gran formato A2, 3 y 4 columnas. Publicidad e ilustraciones constituyeron gran parte del contenido del periódico. “López Rivas lleva la dirección de `El Fonógrafo´ hasta el año 1908, cuando toman la batuta sus hijos, Eduardo, Carlos y Enrique López Bustamante… Fue cerrado definitivamente en 1917 por razones políticas”. Destacó Matheus.
“El Fonógrafo” y la historia
Otro de los tópicos abordados por Alicia Pineda durante el conversatorio “Huella histórica, periodística y grafica de El Fonógrafo”, lo constituyó la historia de los vínculos, “el conocimiento de la historia es importante para el ser humano, y los periodistas trabajamos con acontecimientos, es decir, con la ubicación de los hechos en el espacio y en el tiempo; justamente por ello es vital para todo periodista en formación, no solo analizar sobre la naturaleza de un medio tan importante como lo fue “El Fonógrafo” sino también sobre cuál ha sido la historia de los vínculos entre el desarrollo de la prensa y la historia de la región”, recalcó Pineda.
Desde su visión, la historia de los pueblos está escrita en los periódicos, y solo mediante la revisión de las huellas de la historia se puede entender al zuliano y no solo eso, también es necesario la lectura de estos documentos para comprender el comportamiento del periodismo en el siglo XIX y cómo ese periodismo sirvió para la construcción de ideas tales como la libertad de prensa, de pensamiento y el logro de la autonomía con respecto a las hegemonías centralistas.
“López Rivas no inventó `El Fonógrafo´, pero su espíritu innovador promovió la convergencia tecnológica, asociando el nombre del invento de expandir la voz humana a través de ondas con el diálogo a través de la prensa, y vaya si lo logró competitivamente, por los siglos de los siglos…”. Concluyó Alicia Pineda.
Cabe destacar que el conversatorio “Huella histórica, periodística y grafica de El Fonógrafo”, dio inicio a una serie de actividades programadas durante la `Semana de la Zulianidad´, que tendrán puntos de encuentro en diversos espacios culturales de la ciudad de Maracaibo y en esta Casa de Saberes.
Francisco J. Ruiz
Fotografía: Erika Barraes
@BibliotrecaGBZ