Cumpliendo su compromiso de rescatar la escuela Dolores Vargas de Urdaneta, el Gobernador Francisco  Arias Cárdenas constató personalmente este jueves en la noche el avance en los trabajos de reconstrucción  de la escuela, ubicado en la parroquia Chiquinquirá del municipio Maracaibo, luego que un tribunal obligó a desalojar a los invasores que ocuparon ilegalmente el plantel.

El  primer mandatario regional supervisó  las labores de limpieza, levantamiento de  los escombros y demolición de estructuras dañadas en el  terreno donde durante años funcionó esta escuela que lleva el nombre de la esposa de Rafael Urdaneta y albergaba a un centenar de niñas y niños, quienes actualmente no pueden continuar con sus actividades escolares.

Se espera que en los próximos 60 días niños y niñas podrán tener una edificación digna para comenzar actividades escolares.

Junto a la directiva del plantel, profesoras, representantes y alumnos, que acompañaron al mandatario durante la inspección, agradecieron al Gobernador por su labor al devolverles la escuela, que próximamente estará en las condiciones más óptimas para continuar brindando una educación digna al pueblo zuliano. 

En espacios de la escuela también funcionaba un módulo de salud “Barrio Adentro” que prestaba atención a más de 400 familias de la comunidad y a los niños del centro de educación, el modulo también fue desalojado junto al plantel.

Luis Romero

 Fotografía:  Luis Pire